Afectividad y sexualidad

Sobre la ficha 1.1.2 (Relaciones interpersonales – Interacciones), José Antonio comenta:

  • No existen programas comunes afectivo-sexuales. En algunos casos sí se tienen objetivos individuales relacionados con la sexualidad (básicamente relacionados con la masturbación, la intimidad y la higiene) y con la afectividad (respeto a los demás, forma adecuada de relacionarse…). Son consensuados entre familias y profesionales.
  • No se plantea nada acerca de relaciones sexuales con otra persona (no me refiero únicamente a genitalidad o coitos, sino a caricias, zonas erógenas distintas a los genitales, etc.) Yo creo que no hemos sabido abordar este tema de forma conjunta en la Asociación ni averiguar las necesidades que tienen las personas con TEA de PAUTA. Yo creo que tenemos muchas dudas ¿deberían probar, experimentar la sexualidad “compartida”? ¿con quién? ¿deberíamos buscar apoyos para ello? ¿tienen preferencias por algún sexo?… Y quizá lo más cómodo sea no querer saber.
  • Se intentan tener en cuenta la relación  (si es buena o mala, si hay miedo o rechazo entre personas con TEA) y las afinidades personales (no le llamaría amistad) a la hora de hacer agrupamientos y actividades. Pero con muchas personas no logramos averiguarlo. Es complicado.
  • Se intenta facilitar las interacciones entre personas con TEA, pero es difícil porque precisamente ahí está su discapacidad propia del autismo.
  • De establecer interacciones espontáneas suelen ser con el profesional, porque los compañeros no suelen responder (hay excepciones). A veces se diseñan actividades dirigidas que propician la interacción. Pero luego no se generalizan.
  • Hay un documento sobre recomendaciones para proteger la intimidad y fomentar el trato digno: Normas y recomendaciones intimidad (febrero 2010). También se ha trabajado el tema impulsado por el grupo de ética.

Teresa Álvarez aporta información de cómo se trabaja la afectividad y la sexualidad en el Centro Educativo:

Anuncios